Ya es un hecho que la tecnología y las redes sociales han cambiado la forma de reclutar y atraer talento a nuestras organizaciones. En los últimos 10 años, el reclutamiento ha experimentando un gran cambio, y no es sólo una evolución a pequeña escala, sino un cambio radical que ha visto a muchos reclutadores quedarse completamente desactualizados.

Internet, las redes sociales y las nuevas tecnologías están produciendo una verdadera revolución social y económica que afecta a la estrategia de las empresas y su relación con empleados, potenciales candidatos, clientes y proveedores.

Las redes sociales han impactado directamente en nuestros Procesos de Selección y en la forma en la que conseguir un número suficiente de candidatos para nuestros procesos de selección, que reúnan las características requeridas para un puesto de trabajo y que además estén interesados en la vacante y nuestra empresa.

Entre ellas, LinkedIn, la red social profesional por excelencia, se ha posicionado como la principal herramienta para identificar al talento que necesitamos en las organizaciones. Sus más de 660 millones de usuarios en 200 países del mundo, se han convertido en un pool de talento gratuito de potenciales candidatos, con una riqueza y calidad muy superior a los resultados obtenidos a través de otras fuentes de reclutamiento tradicionales, como por ejemplo los portales de empleo.

 

LinkedIn es mucho más que un lugar al que acudir para publicar o dar difusión a nuestras ofertas de empleo

Por error, se piensa que el uso de LinkedIn para reclutar, se limita a dar a conocer las ofertas de empleo de nuestras vacantes, sin tener en cuenta que un gran número de usuarios de la red son candidatos pasivos, profesionales que no se encuentran en búsqueda de un proyecto profesional.

Hasta hace unos años, solo podíamos acceder a profesionales en búsqueda activa de empleo, es decir, a sólo el 15% de los profesionales del mercado laboral. Sin embargo, LinkedIn nos permite tener la oportunidad de identificar y contactar con esos denominados candidatos pasivos, es decir, el 85% restante del mercado, aquellos que no se encuentran buscando activamente nuevas oportunidades y, por lo tanto, difícilmente se inscribirán a una oferta publicada en un portal o enviarán su currículum a través de una autocandidatura.

LinkedIn nos permite buscar e identificar talento específico de cualquier área geográfica, encontrar a aquellos candidatos (en búsqueda activa o no) que mejor se adecuan a una posición, conociendo qué cualidades y qué competencias tiene esa persona para una determinada posición, además de permitirnos conectar, comunicar y establecer relaciones con nuestros potenciales candidatos.

Ya no se requiere leer y cribar cientos de currículum para encontrar al candidato idóneo a nuestra vacante. Sin embargo, esta forma de reclutar, supone un cambio de actitud por parte del reclutador, pasando de una actitud pasiva o de espera (inscripción de candidatos a una oferta), a una actitud proactiva en la que somos nosotros los que buscamos directamente al candidato que cumpla con los requisitos del puesto ofertado, para posteriormente contactar con él y ofrecerle dicha oportunidad laboral.

 

Buscar talento en LinkedIn está ligado a establecer una estrategia de employer branding en esta red social

Por otro lado, debemos tener en cuenta que nuestros empleados también utilizan las redes sociales para comentar y compartir con su comunidad, amigos y familiares, las experiencias vividas en sus empresas, ya sean positivas o negativas. Además, solemos dar más credibilidad a la información que obtenemos de una determinada organización, si ésta viene a través de un empleado de la misma; ellos son las personas que mayor credibilidad y confianza generan de nuestra marca y empresa (duplicando casi a la credibilidad que podría generar su CEO).

Por todo ello, adquiere una importancia relevante el establecer una estrategia de Employer branding en LinkedIn, para conseguir atraer a los mejores, a través de acciones externas en esta red social y de acciones internas con nuestros embajadores de marca, empleados con altos niveles de compromiso y orgullo de pertenencia a nuestra empresa.

Piensa que cualquier potencial candidato que hayas identificado y contactado en esta red social, investigará sobre la persona y la empresa que está interesado en su perfil; así que el éxito de recibir una respuesta positiva por parte del candidato para mantener una entrevista contigo, estará estrechamente ligado a que hayamos gestionando nuestra marca empleadora en esta red social.

Establecer una estrategia de Employer Branding en LinkedIn, supone posicionar nuestra empresa en la mente de cualquier usuario de esta red, como una empresa atractiva en la que trabajar, tanto ante personas que están usando LinkedIn para buscar empleo, como ante candidatos pasivos que consumen contenidos compartidos por terceros y podrían conocer nuestra empresa a través de la información que aportemos en esta red social.

Cuanto más des a conocer quién eres y qué hace tu empresa, más fácil resultará a tus candidatos decidir si tu empresa encaja con lo que busca o desea.

¿Quieres conocer cómo buscar candidatos en LinkedIn, cómo establecer la estrategia de employer branding de tu empresa en esta red social, o cómo publicar ofertas de empleo de impacto en LinkedIn?

Te espero el 17, 18 y 19 de Junio en las sesiones RECRUITER del primer Congreso Online Maratón LinkedIn.

Victor Candel
Victor Candel

Talent Acquisition & Employer Branding Specialist, con más de quince años de experiencia en la Gestión de personas. Conferenciante y formador sobre búsqueda y atracción de talento y empleabilidad. Docente y profesor colaborador en diferentes Universidades y Escuelas de Negocios. Coautor del libro “Rumbo al empleo 2.0” y de “25 claves para buscar talento en la red”